Colegio Belén Villa O' Higgins, nuestra obra diacónica en la comuna de la Florida
Celebramos el culto infantil cada domingo (excepto vacaciones)
La música presente habitualmente en nuestro templo el Buen Pastor
Nuestros Pastores Johannes Merkel y Nicole Oehler
Culto en alemán o en castellano cada domingo por medio

Fallecimiento de Sra. Gisela Schmidt-Hebbel

El recuerdo de Gisela está muy presente en la memoria de los miembros de nuestra iglesia, por cuanto fue una comprometida miembra e incansable trabajadora en las labores diacónicas de su Comunidad, ocupándose creativa y responsablemente de los proyectos de la Congregación La Reconciliación, especialmente en relación con los niños de los jardines infantiles y sus familias.

Además luchó por una iglesia que tomara en serio la palabra de Jesús fundando con otros en un tiempo difícil una nueva congregación con el objetivo de ayudar a la reconciliación en un Chile dividido.

Gisela fue un pilar de nuestra congregación, asumiendo la responsabilidad como presidenta de nuestro directorio por 10 años. En dicho periodo aflora el sello personal de ella, el cual se ve expresado tanto en un servicio fiel hacia los más pobres de los Jardines Infantiles Belén“, como en tender permanentemente puentes sobre las brechas existentes entre pobres y ricos, entre chileno-alemanes y chilenos, así como también entre las diferentes credos cristianos. Con esto, una y otra vez, fue expuesta a conflictos que le causaron muchos dolores; pero ella los aceptó cristianamente y más aún dio ánimo también a otros para proseguir el camino emprendido de un testimonio activo, de una iglesia para otros.

Con esto, la Iglesia salió del círculo estrecho de un ambiente netamente nacional-cultural a una participación activa y responsable en el desarrollo de la sociedad de su país: la „Iglesia Alemana“ en el camino hacia la „Iglesia Evangélica Luterana en Chile“.

Todo el compromiso anterior le significo ser condecorada con la Cruz de Oro de la Obra Diacónica de la Iglesia Evangélica en Alemania.

Pero no solamente en la labor diacónica se destacó Gisela, sino también en el ámbito eclesiástico. Gisela fundó un equipo ecuménico para el Día Mundial de la Oración de las Mujeres. Durante muchos años ella fue el pilar para preparar y ejecutar esta actividad, haciéndose además buena amiga de muchas mujeres de otras denominaciones cristianas.

Expresamos nuestro cariño y el sincero deseo en oración, para que el dolor que les embarga a la familia,  especialmente a su hija y su hijo, sea mitigado por el convencimiento de que esta querida y respetada hermana, mujer de una profunda fe que supo poner en práctica, ha regresado a la casa de su Señor.

En la confianza de nuestra fe, en el amor de Dios y en las palabras del Jesús escuchamos los pensamientos de nuestra hermana Gisela y sabemos que en ella se cumplen las promesas de Cristo: „porque vivo, viviréis.“

ACÁ se encuentra un texto dedicado a Gisela en su 80 cumpleaños (por nuestro primero pastor Axel Becker)

No hay comentarios

Agregar comentario