Colegio Belén Villa O' Higgins, nuestra obra diacónica en la comuna de la Florida
Celebramos el culto infantil cada domingo (excepto vacaciones)
La música presente habitualmente en nuestro templo el Buen Pastor
Nuestros Pastores Johannes Merkel y Nicole Oehler
Culto en alemán o en castellano cada domingo por medio

Lucy, una vez me contaste que desde pequeña tenías una particular relación con Dios.
En efecto. Yo quería ser monja. Pero ya que con cuatro años no podía pronunciar correctamente la palabra “monasterio”, les decía a mis padres, yo quiero ir después a un “Monjerío”.....
Eso significa, que eras católica?
Sí, en mi curso del Colegio  Alemán de Valparaíso eramos solamente tres que no eramos luteranos(as): los dos jovenes estudiaron para sacerdote....
.....y tú no para monja. Pero en todo caso fuiste por muchos años Presidenta de la Congregación La Reconciliación!    Sí. (se ríe)
Entonces como fue que llegaste a pertenecer a la iglesia luterana?
Por mi suegro. El estaba en el directorio de la Congregación El Redentor. Desde un principio yo ayudaba en distintos bazares y el año 1971 me preguntaron si me era posible participar en el directorio del Hogar de Ancianos.
También cuando el año 1975 me inscribí en la Congregación la Reconciliación y desde 1976 fuí partícipe del directorio. Seguí con mucho gusto ayudando en el Hogar de Ancianos. 15 años más tarde me retiré, por problema de salud, de allí.
De ningún modo da la impresión, que estás conforme con la división de las iglesias......
¡En ningún caso estoy de acuerdo, mi gran deseo es que las iglesias se vuelvan a unir!
Y que recuerdos tienes tú de la separación?
Mucho dolor. Sobretodo en aquellos años y también en la iglesia. Hasta muy buenos amigos, amigas y matrimonios me hacían el vacío por haberme inscrito como miembro de la Congregación La Reconciliación. Y también en muchas familias hubo discusiones.
A cada momento mezclaban y mezclan la política con la iglesia. Entonces yo doy en forma espontánea mi opinión. Pero también digo que no  se debe pelear sobre este tema. Y yo estoy segura que es posible mantener buenas relaciones dejando aparte las convicciones politicas. Así, como por ejemplo, en los primeros años trabajamos en conjunto, con mucho éxito, dejando aparte las divisiones. En nuestro ”Seniorenkreis” (grupo de personas de edad avanzada)  compartían con alegría y entusiasmo tanto personas de nuestra iglesia como de la Iglesia El Redentor.
Volvamos a tu deseo, de cuando eras niñita, de ser monja - después de muchos años, tu fé en Dios todavía significa tanto?
De todas maneras. ¡Dios me ayuda tanto!  Él me ha guiado por el camino de mi vida y yo le agradezco por todo lo que Él me ha acompañado y ayudado en mi vida.
Para que ocasión han  necesitado en los últimos años la ayuda de Dios?
Para el desarrollo de nuestros proyectos sociales, en el Colegio Belén. Ahí habían siempre grandes desafíos, tanto en las finanzas como en distintos otros temas.
Y de nuestra congregación. que es lo que más te agrada?
La forma cariñosa de ser unos con otros. En el momento que uno llega a la iglesia, es saludada con alegría. Y después del culto siempre hay tiempo para pasarlo bien y reírse o hablar sobre temas interesantes.
¡Y yo le agadezco a Dios por tod@s, que con tanta fe, trabajo, entusiasmo y cariño coopera y han cooperado para nuestra querida Congregación La Reconciliación!
¡Lucy, te agradecemos mucho por esta conversación!

Lucy Preisler,